Mujer alimentando a su bebe

Texturas para que el bebé coma solo

Tu nene es vulnerable a virus y bacterias conforme avanza en su alimentación complementaria, e incluso le lleva un tiempo a su organismo el adaptarse a las nuevas comidas. Sin embargo existen nutrientes en los alimentos que refuerzan su sistema inmune lo que ayuda a evitar enfermedades contagios y malestares. Conoce varios de ellos y crea tu propia lista. 


Es muy probable que hayas visto como tu nene se quiere llevar sus juguetes o cualquier cosa a su alcance, a la boca. Esto es por que tiene una curiosidad innata y un deseo de explorar, en la que su medida es probar todo; además todo pequeño tiene una capacidad impresionante de imitar a las personas. Es ahí donde nosotros como papás actuamos para ayudarlo a aceptar sus nuevos alimentos, aprovechando dichas cualidades.

En esta dinámica puedes servirle sus alimentos y comenzar con una forma de alimentación llamada “Baby-led Weaning”, que se puede traducir como “introducción de la alimentación complementaria guiada por el bebé”, el cual trata de dejar que el pequeño comience a alimentarse solo al dejarlo explorar con la textura de la comida y sus colores.

La presentación de los alimentos varia según la que pueda asimilar nuestro nene, siendo conscientes de que no todos los niños maduran al mismo tiempo y que por lo tanto algunos aceptarán antes un tipo de alimentos y otros más tarde. La recomendación habitual es iniciar la alimentación complementaria con el triturado de los alimentos, sin embargo, algunos expertos comentan que no es necesario pues estaríamos enseñándole a nuestro nene a comer de una manera que no será la que utilice de adulto y que por lo tanto es mejor aportarles consistencias fáciles de comer, pero sin llegar a triturar.

La OMS especifica 3 tipos de texturas para alimentar a tu nene tomando en cuenta diferentes habilidades motoras:

·         Para un nene de 6 meses, que son capaces de sentarse con apoyo sin que se les mueva la cabecita y que puede probar cucharadas de comida, es recomendable servirle purés, papillas y semisólidos. Lograrán comerlos con éxito.

·    Si tu nene tiene 8 meses, sería capaz de tomar alimentos con la mano, llevarlos a la boca y masticarlos aúnque no tenga dientes, podrá desplazar el bocado y tragarlo sin problemas. Esto quiere decir que está listo para comer solidos blandos, tales como: plátano, arroz hervido, verduras cocidas (las más blanditas); así como la pera madura (que también es blanda) e incluso pollo picado.

·    Tu pequeño ha cumplido 1 año, y puede comer los mismos alimentos solidos que el resto de la familia. Es muy beneficioso que coma las mismas cosas y que lo haga al mismo tiempo, pues esto ayuda a qué tenga menos problemas de aceptación. La recomendación sería apartar aquellos alimentos que sean parte de un platillo con picante o condimentos que puedan ser dañinos o desagradables a su gusto.

Aunque en ocasiones podamos tener dudas sobre si se puede asfixiar, despreocúpate, hay que entender que la manera en que tu bebé agarra los alimentos es con la mano completa; esto quiere decir que solo puede comer o chupar el alimento que sobresale de sus puños. Por lo tanto, nuestro rol como padres es ofrecerle trozos grandes, estar pendientes cuando coman y tener cuidado, sobre todo cuando es momento de cambiar de textura.

Seguir está dinámica verás que le ayudará a llevar una alimentación complementaria amigable y sana; contribuirá a desarrollar sus habilidades naturales, como la coordinación visomotora y la masticación de tu nene. Además de tener aprendizajes sociales como:

·    Los niños a los que se les permite decidir tienden a ser menos exigentes y a aceptar más alimentos. Pero es importante que sus menús sean muy similares a los de los adultos.

·    Al comer los alimentos por separado, podrá identificar qué le gusta y qué le disgusta fomentando su autonomía.

Por el contrario, se ha probado que los nenes que comen alimentos en trozos después de los 10 meses, consumen menor variedad de alimentos y tienen menos probabilidades de compartir los alimentos de los adultos a los 15 meses.

Es importante aclarar que no todos los alimentos pueden ofrecerse de este modo a los niños; en caso de que algún nene precise algún tipo de alimento en concreto, es recomendable que se consulte con su pediatra quien te orientará a elegir el momento idóneo para ofrecer nuevos alimentos.

Así que, cuando sea el momento, incluye a tu nene con toda la familia a la hora de la comida y aprendan juntos sobre los alimentos que le fascinan y pasen momentos divertidos durante esta etapa. ¡Buen provecho!