¿CÓMO CUIDARTE DURANTE LOS PRIMEROS MESES DE EMBARAZO?

Has recibido una de las mejores noticias de tu vida, estás embarazada, ahora ha llegado el momento de empezar a cuidar de ti y de tu bebé para que sea una linda etapa, pues de ti depende que su desarrollo sea sano. A continuación, hablaremos sobre algunas cosas que deberás tener en cuenta a partir de ahora.


Lo primero que debes hacer es cuidar tu alimentación, pues todos los nutrientes que comas pasarán a tu bebé a través de la placenta, así que si tu bebé recibe los nutrientes correctos, él logrará tener un adecuado crecimiento y desarrollo. Es recomendable que incluyas en tu dieta todos los grupos de alimentos para que te proporcionen los nutrientes que necesitas como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales ya que éstos te ayudarán a que tu bebé no tenga problemas de peso al  nacer. Como parte del cuidado de tu alimentación, también es importante que reduzcas la ingesta de azúcares simples, frituras o de grasas trans.

Realizar ejercicio moderado es una de las actividades que puede ayudarte a reducir el estreñimiento y favorecer tu circulación, además de fortalecer el corazón lo que hará más fácil la tarea del parto. Recuerda siempre consultar con tu médico antes de ejercitarte.

Por otro lado, olvídate de las bebidas alcohólicas y del tabaco pues éstos podrían ocasionar problemas en tu bebé principalmente, se han reportado dificultades en el lenguaje, en el proceso de aprendizaje y en la concentración a largo plazo de tu bebé, así como retraso en el crecimiento y en el peor de los casos podría ser un factor de riesgo para la amenaza de aborto.

Evita el estrés y logra dormir las horas necesarias, notarás que con el tiempo te empezarás a sentir más cansada de lo normal, por eso es necesario descansar para recuperar energías y realizar actividades de relajación pues durante este periodo tu bebé necesita llenarse de buenas vibras, ya que todo lo que reciba durante el embarazo lo reflejará al nacer.

Vive esta etapa de una manera saludable y con los cuidados que tu pequeño necesita antes de venir al mundo, recuerda que ya no solo eres tú, sino que ahora serán dos.