Cómo cuidar a mi hijo del frío

En temporadas de frío tu nene es más propenso a enfermarse. Cuidarlo con las medidas adecuadas y una nutrición que compuesta por el prebiótico HMO, te ayudará a fortalecer su sistema inmune. 


Durante las temporadas de frío el sistema inmune de tu nene llega a debilitarse y aumenta la probabilidad de contraer algún virus que provoque enfermedades como resfriados y gripes comunes. Es necesario tomar medidas adecuadas para protegerlo, pero ten cuidado de no exagerar, ya que eso también podría ser contraproducente.

Toma en cuenta que de pequeño la regulación de la temperatura corporal aún no está del todo desarrollado, por lo que abrigar de forma exagerada a tu hijo podría causarle otros problemas; llanto por incomodidad, que su temperatura aumente de forma inadecuada e incluso deshidratación debido a la sudoración.

Por ello te compartimos estos cuidados que debes tener con tu nene para protegerlo del frío de forma correcta:

-Abrígalo en modo cebolla; es decir, ponle varias capas delgadas de ropa, esto aísla mejor el frío que ponerle pocas prendas gruesas. La primera capa funciona para alejar el sudor, la segunda para retener el calor corporal y la tercera como protección de la humedad y el viento. De esta manera también puedes regular su temperatura al quitarle algunas prendas dependiendo del clima en el entorno.

-Proteger zonas sensibles; la cabeza, oídos, boca, nariz, pies y manos, son más sensibles ya que se enfrían más rápido que otras partes del cuerpo. Usa gorro y bufanda para la zona de la cabeza y rostro; guantes y calzado grueso para aislar manos y pies de la humedad.

- Controla los cambios bruscos de temperatura; se recomienda mantener una temperatura aproximada de 22 ºC en interiores, pon atención al entrar a lugares con calefacción y no olvides vestir a tu nene por capas para regular su temperatura con mayor facilidad si entras y sales en diversas ocasiones.

- Ventilar las habitaciones; hacer circular el aire en los interiores evita que los virus se queden estancados en el ambiente de una habitación y disminuye la probabilidad de algún contagio.

- Usar protector solar; aunque no lo parezca, los rayos del sol en esta época del año también son dañinos para tu nene, así que aplícale un protector solar adecuado al salir.

-Alimentación adecuada, no olvides que una buena alimentación ayuda a que tu nene se mantenga saludable, complementa su alimentación con Similac® 3, que ayuda a fortalecer el sistema inmune gracias a su prebiótico HMO y nucleótidos, que en conjunto protegen las células intestinales y brindan una doble capa de inmunidad contra virus y bacterias mientras con la mejor tolerancia.

Bibliografía


 

Vázquez, Marta, “Cómo proteger a mi bebé del frío”, Consumer Eroski, España, Noviembre-2017, Consultado en: https://www.consumer.es/bebe/como-proteger-a-los-bebes-del-frio-en-invierno.html

Vázquez, Cristian, “Bebés en invierno: claves para protegerlos del frío”, Consumer Eroski, España, Diciembre-2015, Consultado en: https://www.consumer.es/bebe/bebes-en-invierno-claves-para-protegerlos-del-frio.html